América y Europa aplauden la normalización de las relaciones entre Colombia y Venezuela

Bogotá, 11 agosto 2010

Los presidentes Chávez y Santos acordaron nomalizar relaciones entre Colombia y Venezuela.
Las claves
Santos y Chávez se comprometieron a cooperar para que la amplia frontera entre ambos países sea más segura, mediante un control de los grupos armados e irregulares.
Santos dijo el mismo día de su investidura que agradecía a las personas “de buena voluntad” que se ofrecían a mediar entre él y Chávez, pero que su intención era buscar un “diálogo directo”
Gobiernos de América y Europa se congratularon hoy por el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela, e hicieron votos para una solución definitiva a los roces y tensiones entre ambos países. La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, manifestó hoy su esperanza en que la reunión que los presidentes Juan Manuel Santos, de Colombia, y Hugo Chávez, de Venezuela, celebraron el martes en Santa Marta “lleve a una solución positiva”.

El canciller de Argentina, Héctor Timerman, quien se reunió hoy en Washington con Clinton, dijo, por su parte, que esperaba que sea el “inicio de una buena relación o el fin de una mala entre ambos países”.

Timerman destacó el papel del ex presidente argentino Néstor Kirchner, secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), en el acercamiento entre Santos, quien asumió el pasado sábado, y Chávez, quien rompió relaciones diplomáticas con Colombia el 22 de julio, después de haberlas mantenido un año congeladas.

Kirchner estuvo el pasado viernes en Caracas con Chávez y el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, y luego viajó a Bogotá para la toma de posesión de Santos, en cuyo marco se decidió la celebración de la entrevista ayer en Santa Marta, donde el ex presidente argentino estuvo como testigo de excepción.

Santos dijo el mismo día de su investidura que agradecía a las personas “de buena voluntad” que se ofrecían a mediar entre él y Chávez, pero que su intención era buscar un “diálogo directo”, como el que tuvo lugar ayer en la ciudad caribeña.

Además de restablecer las relaciones diplomáticas y comerciales, Santos y Chávez se comprometieron a cooperar para que la amplia frontera entre ambos países sea más segura, mediante un control de los grupos armados e irregulares.

Chávez rompió las relaciones con Colombia por considerar una “agresión” del Gobierno de Álvaro Uribe, el antecesor de Santos, las denuncias que formuló ante la Organización de Estados Americanos (OEA) acerca de la presencia de unos 1.500 guerrilleros colombianos en Venezuela.

Francia “saluda” el acuerdo alcanzado en Santa Marta, declaró un portavoz del ministerio galo de Exteriores, quien indicó que el Gobierno de Nicolás Sarkozy espera que “el diálogo directo” abra la vía “a la normalización de las relaciones políticas, económicas y comerciales entre estos dos países vecinos, amigos de Francia”.

El Gobierno paraguayo expresó su satisfacción por el resultado de la reunión de Santa Marta y respaldó un diálogo “franco, abierto y constructivo” entre los dos países que permita “la construcción de un clima de estabilidad y mecanismos de confianza mutua”.

“La noticia de este restablecimiento, que se da por las vías diplomáticas, reitera el poder del diálogo entre naciones hermanas y pone de manifiesto la buena voluntad y apertura de ambos Gobiernos para solucionar sus diferencias”, dijo hoy el canciller salvadoreño, Hugo Martínez, en un comunicado.

Ayer, poco después de que terminara la reunión en Santa Marta, el Gobierno brasileño manifestó su “gran satisfacción” por el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela, una decisión que calificó como “una nueva oportunidad” para el entendimiento.

Además, Brasil consideró que el paso dado tiene importancia en el “avance de la integración suramericana” y reiteró su “disposición” a cooperar para “consolidar esta nueva etapa de diálogo, en beneficio de la paz y la prosperidad regionales”.

El Gobierno de México se congratuló también por la normalización de las relaciones diplomáticas colombo-venezolanas. “México reconoce en este esfuerzo la voluntad de ambos Gobiernos de posicionar y mantener, como el principal fundamento de sus relaciones, el diálogo y el respeto mutuo”, señaló un comunicado oficial.

El secretario general adjunto de la Organización de Estados Americanos (OEA), Albert Ramdin, aplaudió que Colombia y Venezuela busquen “vías pacificas” para solucionar la crisis bilateral.

“Estoy muy satisfecho con el enfoque que ha tomado el presidente Santos, así como con la respuesta del presidente Chávez, quien aceptó reunirse en tan corto tiempo”, según el comunicado.

Para el secretario general adjunto de la OEA, “todos los países tienen la responsabilidad de mantener y promover la paz entre los Estados Miembros de la OEA”, porque “si esto no se logra, el desarrollo social y económico puede verse comprometido en detrimento del pueblo”.

Fuente: INFOLATAM

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: