Venezuela: Chávez continúa su carrera armamentística con Rusia, Ucrania e Irán

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que se encuentra ya en Irán en su novena visita al país islámico, aseguró que Caracas comprará las baterías con misiles S-300 que Rusia se negó a suministrar a Irán, debido a las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU. El mandatario venezolano cumplirá en Teherán su novena visita oficial de dos días, tiempo en el cual está previsto revisar más de 80 proyectos de cooperación

Chávez fue recibido por Alí Akbar Mehrabian, ministro de Industrias y Minas de la República Islámica de Irán y el embajador de Venezuela en Teherán, David Velásquez, quien informó que con esta visita se dar continuidad a “las relaciones estratégicas entre ambos países, las cuales se reflejan en la existencia de más de 80 proyectos de cooperación que permiten explorar no sólo áreas de integración bilateral sino también a nivel de los esquemas sur-sur, y los esquemas de fortalecimiento de las políticas de desarrollo social y de integración en el marco de la lucha por el bienestar de los pueblos, la soberanía y la justicia social”.

Precisó además que con esta novena visita presidencial a Irán habrá fortalecimiento de proyectos conjuntos “en el área agrícola y comercial, así como el intercambio de conocimientos para seguir avanzando en el mapa de ruta aprobado por los presidentes en abril y mayo pasado”, agregó.

En abril y mayo pasado fue inaugurado el Banco Venezuela – Irán “con un capital mixto de 50% por cada una de las partes, y en el último año ha venido cumpliendo con todos los procedimientos administrativos para que el banco comience a realizar sus operaciones”, informó el embajador. El monto actual que maneja el banco es de 200 millones de dólares y para este año se prevé incrementar este monto a 600 millones.

Durante su visita a Ucrania Chávez reveló que Venezuela omprará “los S-300 y otro armamento a Rusia. Ese proceso va muy bien”, afirmó Chávez. Analistas militares rusos ya adelantaron la pasada semana durante la visita de Chávez a Moscú que Venezuela podría recibir los S-300, ya que Rusia está buscando un nuevo comprador.

Rusia anunció a principios de octubre la anulación del contrato de venta a Irán de sistemas de misiles antiaéreos S-300 y el inicio de negociaciones para compensar económicamente a Teherán.El presidente ruso, Dmitri Medvédev, prohibió el pasado 22 de septiembre por decreto el suministro a Irán de armamento pesado, en cumplimiento de la resolución 1929 del Consejo de Seguridad de la ONU.

Rusia e Irán firmaron en 2007 un contrato de suministro de cinco S-300 por unos 800 millones de dólares, pero el Kremlin congeló la operación por motivos políticos, en medio de la nueva etapa de relaciones con EEUU. Los S-300 son considerados mucho más potentes que los también sistemas antiaéreos Tor M-1 que tanto Venezuela como Irán compraron hace unos años.

El primer ministro ruso, Vladímir Putin, anunció el viernes tras reunirse con Chávez que Rusia suministrará en breve 35 tanques a Venezuela, la primera partida de los 92 carros de combate solicitados por Caracas.

Aunque Putin no lo precisó, los expertos consideran que se trata de los tanques T-72, que sustituirían a los MX-30 franceses y que ya han sido adquiridos por más de una treintena de países, entre ellos Irán y Siria.Tantos esos tanques como las lanzaderas múltiples Smerch serán adquiridas por Venezuela gracias al crédito de 2.200 millones de dólares que Moscú concedió a Caracas para la compra de armamento pesado.

En abril pasado durante su visita a Venezuela, Putin afirmó que este país planeaba comprar armas rusas por valor de más de 5.000 millones de dólares. Venezuela, que según fuentes venezolanas desde 2005 ha adquirido armas rusas por un monto de 4.400 millones de dólares, se ha erigido como principal cliente latinoamericano de la industria militar rusa, lo que preocupa a EEUU y Colombia.

Fuente: Infolatam.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: