Amenazas de muerte de zetas hacen de Mier, Tamaulipas, pueblo fantasma


Más de 200 familias buscan refugio en Ciudad Alemán tras la muerte de Ezequiel Cárdenas.
La alerta abarcó Camargo; “salgan o serán arrasados”, el mensaje difundido en telefonemas.
Caravanas de vehículos abandonan las ciudades; elementos del Ejército patrullan calles desiertas.
Ciudad Mier, uno de los municipios que integran la llamada frontera chica en Tamaulipas, dejó de ser un “pueblo mágico” para convertirse en fantasma. Más de 200 familias han abandonado esa comunidad desde el pasado 5 de noviembre, tras la muerte de Ezequiel Cárdenas Guillén, Tony Tormenta, en Matamoros.

Integrantes de Los Zetas difundieron mediante llamadas telefónicas que en Mier sus habitantes debían salir de la zona o serían “arrasados”, al igual que sus viviendas, y ello provocó el éxodo, revelaron funcionarios del gobierno federal.

Pero no sólo pobladores de Mier han salido de su terruño, también en Camargo se han reportado casos de familias enteras que han decidido abandonar su comunidad y se han dirigido a Ciudad Alemán o de plano han abandonado Tamaulipas.

Autoridades del municipio Miguel Alemán habilitaron en el Club de Leones un albergue. Son las mismas instalaciones que en julio pasado fueron utilizadas por damnificados del huracán Alex.

Los primeros desplazamientos en Mier y Camargo se registraron desde el pasado sábado y sus habitantes salieron solamente con lo que pudieron transportar en sus vehículos.

Ayer, efectivos del Ejército Mexicano adscritos a la octava Zona Militar con sede en Reynosa arribaron a Mier y se encontraron con un panorama de abandono. En diez camionetas y con sus armas listas, los militares recorrieron las principales calles y confirmaron que gran parte de la zona donde habitaban las familias de clase media está vacía.

En Mier aún quedan habitantes. No se sabe cuántos, porque el censo del año 2000 del Inegi indicaba que había 6 mil 700 personas; en Tamaulipas se dice que son poco más de 900. De todos modos nadie sale a la calle ante la posibilidad de que Los Zetas los asesinen.

Ayer los soldados ordenaron a los pobladores que viven en extrema pobreza que desalojaran la ciudad, conformada por apenas 20 manzanas y que desde diciembre de 2007 fue declarada “pueblo mágico”.

De acuerdo con reportes extraoficiales y de la Procuraduría General de la República (PGR), los efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) han apoyado el desplazamiento de unas 350 personas a lo largo de 15 kilómetros, que es la distancia que existe entre Mier y Miguel Alemán.

Servando Canales, alcalde de Miguel Alemán, dio a conocer que desde el pasado fin de semana empezó el arribo de las primeras familias a su municipio.

“Los que traían centavos llegaron rentando casas, pero después, ya en grupos, se sentaron en la plaza; no tenían dónde quedarse, por eso les abrimos el Club de Leones, donde pueden estar el tiempo necesario; sabemos lo que están pasando y tenemos que ser solidarios”, afirmó el munícipe.
La mañana de este jueves alrededor de 100 hombres salieron al poblado más próximo, Lázaro Cárdenas, a buscar trabajo, mientras sus esposas e hijos se dedicaron a la limpieza del inmueble. Todavía no se define a qué escuela asistirán los menores desplazados.

Mier posee un territorio de 888.35 kilómetros cuadrados, que representa 1.3 por ciento del total del estado. Colinda al norte con el municipio de Guerrero, al sur y oeste con el estado de Nuevo León y al este con Estados Unidos y con el municipio de Miguel Alemán.

Por su situación geográfica se convirtió en uno de los bastiones del cártel del Golfo, por ello, ante la muerte de Ezequiel Cárdenas Guillén y la guerra que esa organización ha sostenido desde diciembre de 2009 con Los Zetas, existe temor de sus habitantes a ser asesinados, aunque no participaron en actividades delictivas.

El alcalde de Mier, José Iván Macías, comenzó a despachar en el albergue habilitado en Miguel Alemán y allí asumió funciones de administrador.

Con el paso de los años la población de Mier ha ido disminuyendo y en la actualidad se estima que hay unos 800 o 900 habitantes, los cuales –oficialmente– en su mayoría se dedican a la agricultura y a la ganadería.

Los reportes gubernamentales señalan que han tenido conocimiento de que “los pobladores de Ciudad Mier fueron amenazados por un grupo armado que si no desocupaban sus domicilios iban a reaccionar en su contra”, y por ello el Ejército Mexicano reforzó la vigilancia en la zona y apoyó el desplazamiento.

Desde ayer miércoles empezó a circular en Youtube un video que muestra distintos aspectos del éxodo. Subido por el usuario que se hace llamar Elchilitomedia, en el video se aprecian las calles desoladas de Mier, prácticamente sin automóviles y por las que solamente se ven transitar vehículos militares.

También se observan tramos de la carretera hacia Ciudad Alemán, en la que circula una caravana de camionetas particulares donde varias familias llevan algunos enseres. La caravana es custodiada por elementos del Ejército Mexicano.

El video concluye con tomas del albergue en Ciudad Alemán, en el que se observa a los desplazados orando, en llanto o simplemente sentados con la mirada perdida.

Fuente y autor: La Jornada (México). Gustavo Castillo García.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: