Nicaragua: lo que hay detrás de las jugadas de Daniel Ortega

<a href="http://www.infolatam.com/2010/11/21/nicaragua-lo-que-hay-detras-de-las-jugadas-de-daniel-ortega/&quot; En el litigio entre Costa Rica y Nicaragua ambas partes se han caracterizado por elevar el tono y proferir graves acusaciones. Laura Chinchilla ha denunciado una “invasión” y Daniel Ortega la influencia del narcotráfico en el gobierno costarricense. Pero ha sido Ortega quien ha profundizado el conflicto no sólo por sus ataques directos hacia el ejecutivo de Chinchilla sino por su táctica de deslegitimar a las organizaciones internacionales que tratan de mediar y acusar a otros gobiernos de la región de conspirar contra los intereses nicaragüenses. Además, muchos analistas ven que la actitud de Ortega tiene un claro objetivo interno, con vista a su reelección en 2011.

El conflicto entre Costa Rica y Nicaragua se inició el pasado 21 de octubre, cuando el gobierno de San José denunció que su vecino estaba lanzando en territorio costarricense, en Isla Calero, los sedimentos del dragado que realizan los nicaragüenses en el fronterizo río San Juan.

Días después Costa Rica protestó por la presencia de militares nicaragüenses en Isla Calero y denunció que Nicaragua pretende construir en su territorio, un canal de tres kilómetros para desviar el cauce del fronterizo río San Juan. Ortega reclama el derecho de navegar por el río costarricense Colorado, mientras su Gobierno realiza los trabajos de dragado para abrir a la navegación en el río San Juan y poder llegar a la desembocadura en el mar Caribe.

Este incidente ha levantado pasiones nacionalistas en ambos países. Daniel Ortega ha levantado la bandera del nacionalismo en su defensa del proyecto de la construcción de un canal en el Río San Juan, fronterizo con Costa Rica: “Yo quiero aquí decir con toda claridad que ese es un derecho de Nicaragua (…) nadie puede prohibirnos optar a la construcción de una canal por el Río San Juan y el gran lago de Nicaragua, cruzando por el istmo de Rivas. Nadie nos puede prohibir. Ese es un derecho que tenemos los nicaragüenses, derecho soberano”.
Laura Chinchilla ha denunciado por su parte una invasión: “es una violación flagrante a nuestro territorio (…) Hay un profundo sentido de urgencia. Costa Rica está viendo su dignidad nacional mancillada. Pedimos seriedad, prontitud y que prevalezca el sentido de urgencia”. Pero a diferencia del sandinista ha apostado por la vía diplomática en donde ha logrado ya dos victorias.

La primera cuando Costa Rica consiguió que la OEA emitiera una resolución en la que invitó a las partes a acudir al diálogo y a retirar tropas del lugar en disputa. La segunda cuando el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos convocó una reunión de cancilleres, la máxima instancia del organismo, para el 7 de diciembre,

Deslegitimación de la OEA

El conflicto ha servido asimismo de excusa perfecta para los países del ALBA para atacar a la OEA, algo que llevan haciendo al menos desde 2008 tras la crisis por el ataque colombiano al campamento de Raúl Reyes.

De hechos, Daniel Ortega no dudó en calificar como un fracaso la resolución aprobada por la Organización de Estados Americanos: “(es) un fracaso de la OEA (…) todos los días tiene una mínima credibilidad…Hace poco hable con el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, y afirmó que está indignado por lo que aconteció anoche en la votación de la OEA”.

La OEA aprobó el plan de trabajo presentado por la presidencia del Consejo Permanente basado en un informe del Secretario General del Organismo, José Miguel Insulza, en la que, entre otros aspectos, se pide el retiro de las tropas de ambos países de la línea fronteriza e invita al diálogo entre las partes, mediante la convocatoria de la Comisión Binacional para el 27 de noviembre como fecha tope.
Daniel Ortega se ha negado asimismo a acatar la resolución: “tenemos que considerar seriamente nuestro retiro de la OEA y trabajar para el proyecto Mancomunidad de Naciones Latinoamericanas y Caribeñas, cuyas bases se asentarán en 2011 durante una reunión en Caracas, Venezuela”.

De hecho, el sandinista ni retiró las tropas: “nosotros por principio no nos estamos retirando de ningún sitio en territorio fronterizo con Costa Rica, con Honduras ni frontera marítima, ni la lucha del Ejército o la Policía Nacional en la lucha contra el narcotráfico. La propuesta de la OEA dice que dejemos el terreno libre al narcotráfico”…

…ni aceptó la oferta de diálogo de Laura Chinchilla: “Costa Rica mantiene su mano fraternalmente abierta para que Nicaragua la estreche. Las autoridades nicaragüenses saben que en cuanto despejen de tropas el territorio costarricense podremos sentarnos a conversar…Aún tenemos la oportunidad de demostrarle a las Américas y al mundo que nuestros países son capaces de resolver sus discrepancias de manera fraternal”.

Hugo Chávez ha salido en defensa de su aliado Daniel Ortega lanzando fuertes críticas contra el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza: ”No seas insulso Insulza, con el cargo que usted ostenta no debería ser tan irresponsable y dejarse manipular, es lamentable que algunas personas estén en cargos importantes”,

De conflicto local a regional

En sus arremetidas Daniel Ortega ha conseguido que el conflicto bilateral con Costa Rica acabe involucrando a otros actores regionales pues terminó lanzando fuertes acusaciones contra de las misiones diplomáticas de México, Colombia, Costa Rica, Honduras, El Salvador, Guatemala y Panamá, que no defendieron la posición soberana de Nicaragua según él en función de intereses políticos ocultos del narcotráfico “que ha contaminado las instituciones” de esos países: “Allí simplemente se planteó una batalla entre países defensores del narcotráfico y Nicaragua que lo combate”.

Ortega considera que la resolución de la OEA es “manipulada, mañosa, mentirosa”, y lamentó que Colombia, México, Panamá, Honduras y Guatemala, “países infestados por el narcotráfico, hicieran causa común”.

Sobre Colombia, dijo que encabeza una conspiración, y que tiene una “política expansionista en el mar Caribe”. “No quieren que Nicaragua esté combatiendo el narcotráfico. Esa es la conclusión que saco de esa resolución”.

Nicaragua, que mantiene también un litigio con Colombia, acusó al gobierno de Juan Manuel Santos de fomentar la actitud de Costa Rica: “¿Si ya se nos llevaron el (provincia) Guanacaste, y se han intentado quedar con el San Juan, quién tiene dudas de que ha estado en la visión geopolítica de Costa Rica, alimentada por Colombia, adueñarse del río San Juan?”.

Previamente, Ortega no dudó en señalar que ”el narcotráfico (está) dirigiendo la política exterior de Costa Rica”: “todo (el conflicto) empezó por la denuncia de unos narcotraficantes que huían de Nicaragua… Los narcotraficantes dirigiendo la política exterior costarricense; esto nos tiene que preocupar. Esa desesperación por retirar el Ejército de la zona… ¿quiénes serían los beneficiados con esa exigencia de Costa Rica? Los beneficiados son los narcotraficantes. Sabemos que tienen grandes tentáculos, que entran en las instituciones de Estado y que mueven recursos multimillonarios, como en México, que está en una guerra”.

Reeleccion de Ortega

Muchos analistas consideran que este conflicto ha estallado en este momento no por casualidad, pues el arrebato nacionalista serviría a los intereses de Ortega quien busca su reelección en 2011. De hecho, se dice que han aparecido pancartas con el lema ”El Río San Juan es Nica: Daniel Ortega 2011’”.
Para el ex presidente de Costa Rica, Óscar Arias, el litigio limítrofe no es sino una “cortina de humo” creada por Ortega, para captar apoyo y lograr la reelección: “Esto es una cortina de humo del presidente Ortega en vista de que hay elecciones el próximo año. Se trata de una violación a la soberanía del pueblo nicaragüense cuando se está lanzando una cortina de humo para conseguir apoyo de los partidos y ganar las elecciones de 2011″.

Igual tesis sostienen medios como el diario Siglo XXI de Guatemala: “como el ambiente político no le está sonriendo como quisiera, debió urdir una trama que le permitiera llamar la atención a su alrededor. Se trata nada menos que de armar un lío territorial con su vecina Costa Rica, y así evocar sentimientos patrióticos entre sus connacionales, que le podrían significar valiosos réditos para las futuras elecciones”.

El Artículo 147 de la Constitución de Nicaragua prohíbe a los presidentes la reelección inmediata pero Ortega interpuso un recurso de amparo en octubre de 2009 para hacer inaplicable el artículo en su caso.

Ese recurso fue admitido y fallado a su favor por la sala especializada de la Corte Suprema de Justicia (de mayoría sandinista) en sólo tres días, pero está pendiente de ratificación por parte de la Corte en los próximos días, donde los magistrados sandinistas y liberales se dividen las curules.

La Corte interpretó que la reforma constitucional de 1995 que prohibió la reelección “viola los derechos humanos y constitucionales” de quienes aspiran a ser reelectos. Así, Ortega podría presentarse a las elecciones presidenciales del 6 de noviembre del 2011, a donde la oposición acudiría dividida (candidaturas de Arnoldo Alemán y Fabio Gadea, apoyado por Eduardo Montenegro).

Fuente y autor: Infolatam. Rogelio Núñez

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: