América Latina: EE.UU. dice que su política es constructiva tras filtraciones de WikiLeaks

EE.UU. dijo hoy que no quiere minimizar las diferencias que en ocasiones tiene con Latinoamérica, pero que su política hacia la región es “constructiva” y se ha esforzado por revitalizar su relación con los países del continente americano.

El portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, señaló hoy en una rueda de prensa con medios extranjeros tras la filtración a Wikileaks de 250.000 cables diplomáticos, entre ellos algunos polémicos sobre países latinoamericanos, que la política de EE.UU. hacia la región “no es un asunto de telegramas privados”, sino de lo que Washington “ha hecho cada día de la manera más transparente”.

Entre los cables que se refieren a Latinoamérica, unos de los que más polémica han suscitado se refieren a Argentina y en concreto a su presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, al revelar, entre otras cosas, que EE.UU. indagó sobre su salud mental.

“Hemos vuelto a implicarnos con Latinoamérica con empuje y de una manera que, pensamos, es muy constructiva”, afirmó Crowley.

Ante un comentario de una periodista de que el Gobierno argentino todavía está esperando una llamada de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, tras la publicación de los cables, Crowley aseguró que la ronda de conversaciones telefónicas aún no ha terminado y que se prolongará todavía durante algún tiempo.

“Tenemos relaciones con más o menos 190 países pero solamente tenemos una secretaria de Estado”, afirmó.

“Ella va a hacer más llamadas a líderes, pero hemos estado en contacto con todos los Gobiernos de alguna” manera para lamentar lo que ha pasado, explicar en la medida de lo posible lo que ha ocurrido y demostrar el compromiso de EE.UU. con la relación bilateral, dijo.

El portavoz recordó que Clinton ha viajado en varias ocasiones a la región y los miembros del Gobierno del presidente Barack Obama se seguirán implicando personalmente con Latinoamérica, dijo.

“En este continente tenemos importantes intereses comunes”, al igual que preocupaciones, como la seguridad ciudadana, las actividades criminales ilegales y el cambio climático, entre otras, enfatizó el portavoz.

“Hemos intentado revitalizar nuestra relación con los países en este continente. Seguiremos haciéndolo. Consideramos que hay abundantes oportunidades para la cooperación en el continente”, agregó Crowley además.

“La prueba no está en lo que pudiera figurar en un cable secreto; la prueba está en lo que EE.UU. seguirá haciendo cada día de la manera más transparente”, sostuvo.

Pese a todo, el portavoz del Departamento de Estado no quiso minimizar las diferencias que aún persisten entre EE.UU. y Latinoamérica y que han quedado evidenciados en los cables.

“No estamos minimizando el hecho de que en ciertos casos, ciertamente en el contexto de Venezuela, sí tenemos diferencias y no dudaremos en articularlas”, afirmó.

En cuanto a Caracas en concreto, Crowley reiteró que EE.UU. ha transmitido a Venezuela su deseo de mejorar la relación y ha ofrecido al presidente Hugo Chávez un diálogo constructivo.

Por ello sigue insistiendo en la necesidad de poder contar con un nuevo embajador en ese país andino.

“Todavía queremos tener un nuevo embajador en Caracas. Veremos si el Senado confirma un nuevo embajador para Venezuela”, señaló.

Washington ha nombrado a Larry Palmer responsable de su legación en Venezuela, pero Caracas ha rechazado su designación, aunque EE.UU. insiste en que su embajador debe ser este diplomático.

En cualquier caso, agregó Crowley, en una relación bilateral las responsabilidades son de ambos países.

“Nos preocupan las actividades de Venezuela en la región. No hemos titubeado a la hora de hablar de estas preocupaciones y seguiremos haciéndolo”, concluyó.

Fuente: Infolatam

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: