COP16: Calderón urge a llegar a un acuerdo porque el tiempo se ha agotado


El presidente de México, Felipe Calderón, urgió a los países participantes en la Cumbre de Cancún sobre el Cambio Climático a que concreten en los próximos días un “paquete equilibrado de acuerdos” porque el tiempo para combatir el calentamiento global “se ha agotado”.

“Si no actuamos ahora, el cambio climático impactará aún más en la prosperidad, la seguridad y los niveles de equidad” de nuestros países, dijo Calderón en la inauguración del tramo de alto nivel de esta cumbre en la que participan todos los países de la ONU.

Ante mandatarios y ministros de 194 naciones, que intentarán cerrar en los próximos tres días un acuerdo para combatir el calentamiento global, Calderón confió en que en Cancún “se den los primeros pasos” y no se pospongan un año las acciones que se deben tomar.

Opinó que tras concluir la primera semana de negociaciones, los diferentes países, que a partir de ahora estarán representados por mandatarios y ministros, “han logrado o están a punto de lograr significativos avances”.

“Comienzan horas cruciales donde habrá que hacer prevalecer la buena voluntad y el entendimiento para que haya resultados positivos que ofrecer al mundo”, dijo Calderón, para quien “millones de seres humanos esperan una respuesta clara” de esta cita.

Durante los primeros ocho días de la Cumbre, “se ha dado un paso grande que ha permitido restablecer la confianza en los mecanismos multilaterales”, señaló Calderón, quien valoró el papel “transparente e incluyente” de su país como anfitrión.

“Con voluntad política de todos podremos alcanzar en los próximos días muchos acuerdos. Estamos ante horas cruciales”, subrayó Calderón, que reiteró que el multilateralismo es la clave a través de la que se han de resolver las diferencias.

En los próximos tres días, con la mediación de la ONU intentarán lograr un acuerdo que reemplace al Protocolo de Kioto (1997) cuando expire dentro de dos años.

También tienen que resolver otros asuntos, como la puesta en marcha de un fondo de la ONU que estará dotado con 100.000 millones de dólares para ayudar a los países pobres a reducir sus emisiones, así como los relativos a la deforestación o el acceso a las tecnologías que ayudan a combatir el efecto invernadero.

Fuente: Infolatam

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: