Perú: Alejandro Toledo se enfrenta al gobierno de Alan García

El enfrentamiento verbal entre el gobierno de Alan García y el candidato Alejandro Toledo tensa la campaña a un mes de las elecciones con acusaciones de corrupción, lavado de dinero del narcotráfico e insinuaciones de amenazas de muerte.

Los peruanos están convocados para elegir el 10 de abril al sucesor del presidente Alan García y a 130 nuevos integrantes del Congreso, que es unicameral, para un periodo de cinco años.

El ex presidente Alejandro Toledo encabeza, con 30% en promedio, las preferencias electorales, pero no logra el apoyo suficiente para ganar en primera vuelta, según las principales encuestadoras, y una de ellas reportó que el ex alcalde de Lima Luis Castañeda ganará en el balotaje, por diferencia escasa.

Según los sondeos, Castañeda y la congresista Keiko Fujimori, hija mayor del ex presidente Alberto Fujimori (1990-2000), que está en la cárcel, se mantienen empatados en el segundo lugar, seguidos por el candidato nacionalista Ollanta Humala y por el ex ministro de Economía durante el gobierno de Toledo, Pedro Pablo Kuczinski.

El director de la encuestadora CPI, Manuel Saavedra, consideró que es “inevitable” la segunda vuelta, ya que ninguno de los candidatos obtendrá 50% más uno de los votos para ganar. El balotaje, previsto para junio, se gana por mayoría simple.

El director de la encuestadora Datum, Manuel Torrado, dijo que Fujimori “está herida de muerte” y que no tiene posibilidad de llegar a la segunda vuelta, debido a las denuncias en su contra por haber recibido apoyo económico (unos 10.000 dólares) por parte de una familia acusada de tráfico de drogas y lavado de dinero.

El enfrentamiento verbal entre representantes del gobierno de Perú y el exmandatario y candidato presidencial Alejandro Toledo subió de volumen con nuevos intercambios de acusaciones, que incluyeron insinuaciones de amenazas de muerte.

“El presidente (Alan) García decidió abiertamente entrar en la campaña electoral, pero siempre lanzando la piedra y escondiendo la mano. Eso no vale. Si quiere entrar en la cancha, que entre de nuevo, y que no olvide que en 2001 le ganamos”, dijo Toledo.

El exmandatario, líder en todos los sondeos para las elecciones del 10 de abril, reaccionó así inmediatamente después de que el secretario general de la Presidencia, Luis Nava, ratificara denuncias sobre supuestos gastos superfluos en el anterior período, que estuvo a cargo de Toledo.

Según Nava, en los cinco años de gestión de Toledo (2001-2006) se gastaron 714.000 soles (260.000 dólares) en licores y 577.000 soles (210.000 dólares) en restaurantes, cifras que superan a las denunciadas la semana pasada en una investigación periodística.

“Esas facturas son reales. No se han trastocado ni manipulado”, afirmó el secretario y actual candidato al Parlamento Andino, reprodujo DPA. Nava, sin embargo, negó haber sido quien filtró la información para la denuncia periodística y aseguró que a partir de que se lo acusó de ello ha recibido amenazas telefónicas contra su vida.

Toledo recordó los antecedentes judiciales de Nava -involucrado en una supuesta malversación en una financiera- y dijo que está claro que el funcionario actúa por órdenes de García. “Me parece muy mal que el presidente utilice a su secretario. Que no se esconda detrás de la espalda de Nava, que estuvo en la cárcel”, lanzó el candidato.

El gobernante Partido Aprista carece de candidato presidencial, pero la oposición asegura que García favorece al exalcalde de Lima Luis Castañeda y, en menor medida, a la parlamentaria Keiko Fujimori. Algunos analistas consideran que eso es paradójicamente positivo para Toledo, pues lo reafirma como opositor a un gobierno impopular.

Fuente : Infolatam

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: