Argentina: siete alianzas opositoras inscritas para elecciones presidenciales

Siete fuerzas opositoras al Partido Justicialista (peronista) de la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, se anotaron junto con el oficialismo para las elecciones presidenciales del 23 octubre próximo, al vencer el plazo para esa inscripción electoral. La presidneta de Argentina mantiene silencio sobre si optará a la reelección en momentos en que las encuestas vaticinan que ganaría las elecciones de octubre en primera vuelta.

El peronista Frente para la Victoria de Fernández y la coalición de centroizquierda Proyecto Sur, liderada por el cineasta Fernando “Pino” Solanas, son las únicas de las ocho alianzas inscritas que no han presentado candidatos presidenciales cuando el plazo para ello vence el 25 de junio próximo. Proyecto Sur dio la sorpresa al romper a último momento la alianza que había lanzado el sábado pasado con el Partido Socialista.

Las próximas elecciones presidenciales, en las que además se renovará el Parlamento, serán las que involucran a la menor cantidad de alianzas electorales desde la restauración de la democracia al cabo de siete años de dictadura militar (1976-1983).

Además, por primera vez desde 1983, los partidos de izquierda, la mayoría de tendencia trotskista, sellaron un acuerdo para presentar una alianza en todo el país, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores.

El oficialista Frente para la Victoria se anotó como tal en una alianza de la que además forman parte los partidos Conservador Popular, De la Victoria, Frente Grande y otras fuerzas políticas menores.

La socialdemócrata Unión Cívica Radical (UCR), segunda fuerza parlamentaria, presentó la candidatura presidencial de Ricardo Alfonsín, hijo del expresidente Raúl Alfonsín (1983-1989), dentro de la alianza Unión para el Desarrollo Social formada con el empresario argentino-colombiano Francisco De Narváez, líder de un sector de peronistas disidentes con el Gobierno de Fernández.

El economista Javier González Fraga es el compañero de fórmula de Alfonsín, mientras que De Narváez será candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral del país y bastión del oficialismo peronista.

El Partido Socialista llevará como candidato presidencial a Hermes Binner, gobernador saliente de la provincia de Santa Fe (centro), secundado por la periodista Norma Morandini, dentro del Frente Amplio y Progresista, una alianza con Generación para un Encuentro Nacional (GEN), fuerza desprendida de la UCR.
Mientras, el expresidente Eduardo Duhalde (2002-2003) y Mario Das Neves, gobernador saliente de Chubut (sur), ambos peronistas disidentes, formalizaron la fórmula en la alianza Frente Popular, a la que se adhieren fuerzas conservadoras.

Mientras, otro sector de peronistas disidentes que lleva como candidato presidencial a Alberto Rodríguez Saá inscribió al Frente Compromiso Federal formado con fuerzas menores de centro y centro derecha.

Además quedó inscrita la Coalición Cívica-Afirmación para una República Igualitaria (ARI), alianza de fuerzas de centroizquierda, de centro y centroderecha, que presentó la fórmula presidencial de la dirigente Elisa Carrió y el legislador Adrián Pérez.

El Frente de Izquierda y de los Trabajadores se inscribió con la fórmula presidencial de Jorge Altamira, líder del Partido Obrero, acompañado por Christian Castillo, del Partido de los Trabajadores Socialistas.

Las ocho alianzas inscritas para las elecciones presidenciales afrontarán su primera prueba en los comicios primarios obligatorios del 14 de agosto próximo, cuando sus fórmulas deberán ser convalidadas con al menos el 1,5 por ciento de los votos para poder seguir en carrera hacia el 23 de octubre.

Fuente: Infolatam/Efe

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: