Hillary Clinton hablará sobre comercio y cooperación con ministros de América

1 junio 2009

La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, disertará con los ministros de Exteriores y Comercio de 16 países de América sobre comercio, cooperación y otros temas, en el marco de la reunión “Caminos hacia la prosperidad”, que se celebrará este lunes en El Salvador.
En el encuentro, el segundo de este tipo después de la reunión celebrada en diciembre de 2008 en Panamá, se analizarán temas como el incremento de oportunidades, profundización de la arquitectura, ampliación de la cooperación para el desarrollo y la competitividad y aumento de la cooperación laboral y ambiental.Esta iniciativa se presentó en 2008 durante la gestión del presidente George W. Bush (2001-2009), con el objetivo de ampliar la cooperación entre EE.UU. y los países con los que ha suscrito tratados de libre comercio en temas de desarrollo de la economía global y regional, según los organizadores.Además de Estados Unidos, “Caminos hacia la prosperidad” incluye a Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, la República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y Perú.También participan como observadores Brasil, Ecuador y Uruguay, y organismos como el Banco Mundial, la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comunidad del Caribe (Caricom), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Corporación Andina de Fomento (CAF).Aunque las fuentes oficiales no han confirmado cuántos ministros participarán en esta cita, se espera contar con varias de las representaciones que asistirán este lunes en El Salvador a la ceremonia de investidura de Mauricio Funes como nuevo presidente del país.Este sábado, las delegaciones participantes en esta iniciativa sostuvieron una reunión técnica para ultimar detalles de la declaración que los ministros o representantes de los distintos países esperan suscribir este lunes.

Fuente: INFOLATAM

Anuncios

Venezuela/El Salvador: Chávez y Funes tratan cooperación energética y sanitaria

21 mayo 2009

El presidente venezolano, Hugo Chávez, y mandatario electo de El Salvador, Mauricio Funes, acordaron en Caracas crear una “comisión de trabajo” binacional “para desarrollar proyectos conjuntos” en materia de cooperación en diversas áreas, incluida la energética. Chávez confirmó que acudirá a la toma de posesión de Funes el próximo 1 de junio.

Chávez recibió a Funes y su comitiva a las puertas del palacio presidencial de Miraflores, en Caracas, donde ambos se expresaron su mutua simpatía y apoyo en breves palabras antes de iniciar una reunión privada.

En ese encuentro, ambos dirigentes acordaron crear una “comisión de trabajo” binacional “para desarrollar proyectos conjuntos” en materia de cooperación en diversas áreas, incluida la energética, de acuerdo con la información oficial. Chávez dijo que evaluó con Funes “el tema de Petrocaribe, intercambio comercial, cooperación económica, energética, social”, sin más precisiones.

El mandatario electo de El Salvador realizó este martes una visita de trabajo de varias horas a Venezuela para analizar la profundización de la cooperación bilateral, especialmente en las áreas energética y sanitaria.

Funes dijo que trataría con Chávez la posible incorporación de El Salvador a Petrocaribe, así como la ampliación del programa de venta de combustible a precios solidarios que por ahora beneficia a varias alcaldías gobernadas por su partido, el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Por su parte, Chávez, que confirmó su asistencia a la toma de posesión del cargo de Funes, le dio una calurosa bienvenida y expresó que su llegada al Gobierno salvadoreño representa “una síntesis histórica de un pueblo que se fue por los caminos del sacrificio”, y también una “gran esperanza que se impuso en medio del terror”. El mandatario venezolano expresó su deseo que “Dios” ayude a Funes “a cumplir la tarea histórica y el reto” que le espera al frente del Gobierno salvadoreño. “Estaremos siempre apoyando la gesta salvadoreña. Bienvenido siempre, presidente amigo, compañero”, añadió.

Venezuela, dijo Funes, ha hecho “importantes aportes” a El Salvador “en dos rubros fundamentales: la energía, pues no disponemos de combustible para desarrollar nuestra economía; y la salud”, a través de la “Operación Milagro”, declaró el gobernante salvadoreño electo.

Fuente: INFOLATAM


El Rey afirma que España mantendrá su apuesta por el mercado

19 mayo 2009

El Rey ha asegurado hoy al presidente dominicano, Leonel Fernández, que los empresarios españoles seguirán apostando en el futuro por su país, al igual que ahora, con inversiones “en sectores tradicionales, como el turismo”, y en áreas “de vanguadia, como las energías renovables”.

Durante los brindis de la cena oficial ofrecida por los Reyes a Fernández y su esposa, Margarita Cedeño, en el Palacio Real, Don Juan Carlos ha subrayado asimismo que los españoles se sienten “muy agradecidos” por el “esfuerzo, trabajo y capacidad de integración” de los dominicanos que viven y trabajan en España.

El Monarca se ha referido también al reciente viaje de la Reina a la República Dominicana, en el que Doña Sofía fue “testigo de los esfuerzos” del Gobierno de Leonel Fernández “con el apoyo de la cooperación española”, y ha querido dejar claro que España “valora muy especialmente” el empeño de las autoridades dominicanas por “gestionar adecuada y eficazmente” las ayudas españolas.

“Es justamente en momentos de muy seria crisis financiera y económica, como los que atravesamos, cuando se hace aún más necesaria la cooperación al desarrollo”, ha reflexionado el Rey, tras animar a “trabajar con firmeza para que el crecimiento se traduzca en efectiva disminución de la pobreza y para que sus beneficios se distribuyan de manera equitativa entre la población”.

En el brindis de la cena, a la que han asistido los Príncipes de Asturias y con la que concluye la primera jornada de esta visita a España de Fernández, Don Juan Carlos ha señalado además el interés por “ayudar a proteger y poner en valor, con apoyo de la cooperación española”, los restos de La Isabela, el primer asentamiento de los españoles en América, que acaba de cumplir 515 años.

Ha recordado igualmente el “casi medio millón de españoles” que visitan cada año tierras dominicanas y ha destacado el “evidente potencial de cooperación” entre las instituciones universitarias de España y este país caribeño, en cuya capital nació la primera universidad de América.

Después de rememorar la visita que la Reina y él realizaron en 1976 a la República Dominicana, que convirtió a este país en “la primera tierra americana visitada por un Rey de España”, Don Juan Carlos ha recalcado que, en las poco más de tres décadas transcurridas desde entonces, las dos naciones “se han acercado más que nunca y han vivido cambios profundos”.

En este contexto, ha valorado la modernización de las infraestrcturas dominicanas, el “dinamismo de sus empresarios y trabajadores”, su “consolidación como gran destino turístico” y “sus esfuerzos por preservar un extraordinario entorno natural”.

“Todo ello es prueba de que el pueblo dominicano se adentra en el siglo XXI con más herramientas -que hay que seguir perfeccionndo- para afrontar los grandes retos a los que ninguna nación es ajena”, ha indicado el Monarca, antes de elogiar a la República Dominicana por “apreciar las ventajas de una economía abierta y global” y por ser el “gran valedor” del acuerdo de asociación UE-Caribe.
Fuente:

EFE


El agua: ¿un mercado emergente para América Latina?

18 mayo 2009

España ha sido un país que apostó por América latina. En el pasado, sus empresas invirtieron masivamente en el continente y la política exterior española se volcó también hacia Latinoamérica. Otra prueba de este interés es el recién creado Fondo Español de Agua y Saneamiento para América Latina y el Caribe, impulsado por el Gobierno de España con la Agencia Española de Cooperación (AECID) como operador principal y en el cual colaborará el Banco Inter-Americano de Desarrollo (BID). Este fondo, lanzado oficialmente en la Cumbre Iberoamericana del 2007 realizada en Chile, arranca con una dotación inicial de 600 millones de euros y podría estar en el futuro dotado hasta de 1,500 millones de dólares, una cantidad muy respetable.

Tras la reciente reunión anual del BID a finales de marzo en Colombia, vale la pena detenerse en esta iniciativa que confirma de nuevo la importancia de América Latina para España. Con cerca de 1,100 millones de euros de ayuda volcados hacia América Latina en 2007, España es uno de los principales países donantes de la región, justo por detrás de Estados Unidos. En promedio, los donantes internacionales sólo destinan un 10% de sus ayudas al desarrollo a América Latina, mientras España destina un más del 40% del total de su cooperación.

La creación del Fondo del Agua anticipa lo que es y será uno de los principales retos mundiales. Más allá de la crisis económica y financiera actual, las necesidades derivadas del agua (y de los alimentos) constituyen uno de los grandes desafíos de la humanidad. Esta apuesta también apunta a una de las grandes bazas que posee América Latina: sus recursos hidráulicos. Si bien el agua potable escasea en muchos poblados y ciudades de la región, la paradoja es que, en su conjunto, América latina posee una de las mayores reservas mundiales de este oro azul.

El objetivo del Fondo señalado es acelerar la expansión de la cobertura de los servicios de agua potable y saneamiento entre la población. Las necesidades en la región son inmensas: Las cifras del BID señalan que alrededor de 85 millones de personas aún no cuentan con acceso a agua potable en América Latina y el Caribe, y más de 100 millones no tienen acceso a servicios de saneamiento.

Todas estas cifras apuntan en la misma dirección: la necesidad de actuar en este ámbito es alarmante. Otra manera de encarar este desafío es analizar las oportunidades que pueden generar los mercados del agua. La comercialización de esta materia prima es difícil, tanto económica como política y socialmente. Sin embargo, llama la atención el hecho que América Latina sea una de las regiones mejor dotadas de este tipo de recurso frente a otras, en particular zonas como Oriente Medio o el arco asiático en desarrollo acelerado que abarca a China, Corea y Japón. De ser exportable, América Latina podría convertirse en un gigante mundial para estos mercados, abasteciendo de agua y alimentos a zonas que si bien carecen de agua, poseen activos financieros en abundancia.

Podríamos imaginar un fondo de inversión en sectores directamente vinculados al tema del agua, como el sector alimentario. Dicho fondo podría perseguir objetivos de desarrollo y financieros, es decir, buscar sostenibilidad económica. Ambos objetivos no son antinómicos, como ha demostrado el Premio Nobel Mohamed Yunus, el impulsor y padre de los micro-créditos. Yunus, de hecho, acaba de crear con su Grameen Bank y Veolia Water, la Grameen-Veolia Water Ltd, para suministrar agua potable en Bangladesh.

La cooperación internacional, en su vertiente más innovadora, impulsa también cada vez más vehículos de inversión y de capital riesgo, como demuestran agencias británicas como DFID y CDC, o la holandesa FMO. A éstas se suman agencias de cooperación o países que fomentaron fondos de inversiones buscando apostar por empresas en países en desarrollo, compaginando objetivos de rendimiento económico con la contribución al desarrollo. La cooperación suiza creó una institución de capital riesgo, SIFEM (Swiss Investment Fund for Emerging Markets), dotada de 300 millones de dólares. Antes, los suecos a través de Swedfund, los noruegos con Norfund, los finlandeses con FinnFund, y los daneses con IFU, hicieron lo mismo. España posee una agencia comparable, COFIDES, que también busca innovar en este ámbito y cuya actividad se podría potenciar.

Por regla general, estos fondos invierten relativamente menos en América Latina que en otras regiones. Swedfund, por ejemplo, dedica apenas un 7% de sus inversiones a la región, mientras destina un 40% a África. Existe por lo tanto un nicho importante para un vehículo de inversión público-privado que apueste por América Latina, y el sector del agua podría ser una de sus ejes estratégicos y temáticos (unida a otros sectores como alimentos, infraestructuras, o energías renovables).

España también podría dotarse de un fondo público-privado con una vertiente inversora que combinara una doble especialización: geográfica (América Latina) y sectorial (agua). Incluso podría combinar sus recursos y aportes con otros provenientes de empresas privadas. Esta estrategia de combinar recursos públicos y privados fue de hecho la seguida por el Emerging Africa Infrastructure Fund, dotado de 365 millones de dólares y creado en 2002 por el gobierno inglés, junto con las cooperaciones suiza, sueca y bancos privados como el británico Barclays y el sudafricano Standard Bank.

Otras instituciones internacionales o regionales como la Corporación Andina de Fomento, que acaba de aprobar 90 millones de dólares de inversiones en los sectores del agua y de saneamiento a finales del 2008, también podrían participar en este tipo de iniciativas, al igual que el BNDES brasileño, igualmente interesado en proyectos vinculados al agua y saneamiento. También podrían participar instituciones financieras del Golfo o de Asia, en particular los fondos soberanos, en búsqueda de diversificación de activos e ubicados en países carentes de agua y con la necesidad de asegurarse abastecimiento de alimentos. Recientemente, Kuwait Investment Company invirtió 400 millones de dólares en un fondo vinculado al agua y gestionado por Instrata Capital, una gestora basada en Bahréin. Temasek abrió oficinas en América latina y busca oportunidades de inversiones en este tipo de sector.

Existe, pues, una paradoja latinoamericana: la región es una de las más ricas en agua del mundo – según las Naciones Unidas, América Latina concentra un 26% de la oferta de agua mundial – pero carece de empresas globales en este sector. Las iniciativas desarrolladas en torno al tema del agua son bienvenidas, pero nos recuerdan que hay que indagar más allá de la espuma de los días, como escribía Boris Vian. Existe un océano de desafíos que enfrentar, y conviene hacerlo con innovación e imaginación.

Fuente: EUROLATAM