Lula descarta aspirar a un tercer mandato y asegura que la candidata de su partido está bien de salud

20 mayo 2009

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, aclaró hoy que no tiene previsto postularse a un tercer mandato en los comicios de 2011, pues aseguró que la candidata de su partido, Dilma Rousseff, se encuentra bien de salud, pese a que está siendo sometida a un tratamiento contra un cáncer linfático.

Durante su visita oficial a China, Lula dejó claro ante los medios internacionales que no va a discutir “hipótesis” sobre su posible candidatura “primero, porque no va a haber un tercer mandato y segundo porque Dilma está bien” de salud.

Rousseff fue ingresada ayer en un hospital Sao Paulo tras sufrir fuertes dolores en las piernas, lo que despertó una gran incertidumbre ya que ella es la candidata que Lula ha sugerido para que represente al Partido de los Trabajadores (PT) en los comicios de 2011.

Aunque las autoridades brasileñas no han ofrecido hasta el momento detalles sobre la evolución de la salud de la también jefa de Gabinete del Gobierno de Brasil, Lula comentó “no hay motivo para preocuparse”.

El mandatario brasileño firmó este miércoles en Pekín un acuerdo con China para desarrollar un programa espacial conjunto que ofrecerá a los países africanos datos obtenidos mediante la observación por satélite. La estaciones receptoras de Hartebeeshoek (Sudáfrica), Aswan (Egipto) y la de la playa de Maspalomas (Gran Canaria) procesarán y distribuirán en Africa los datos recogidos por el Satélite Chinobasileño de Recursos Terrestres (CBERS-2B).

Lula partió hoy de Pekín tras finalizar su visita a China –la segunda que realiza desde que llegó a la Presidencia en 2003–, durante la cual se reunió con el presidente, el vicepresidente y el primer ministro chinos, Hu Jintao, Xi Jinping y Wen Jiabao, respectivamente, y con Jia Qinglin, miembro del Comité Permanente de la Oficina Política del Comité Central del Partido Comunista de China.

El presidente brasileño ha firmado con el Gobierno chino trece acuerdos de cooperación en los sectores del petróleo, la financiación, préstamos, científico, espacial, legal y productos agrícolas y pesqueros, entre otros.

Fuente: EUROPA PRESS

Anuncios

Lula propone a China ampliar sus intercambios comerciales

19 mayo 2009

El presidente brasileño, Luiz Inácio “Lula” da Silva, inició hoy la agenda oficial de su segunda visita de Estado a China con una propuesta para que el país asiático, tercera potencia económica, y Brasil, la décima, amplíen su ya potente intercambio comercial en plena crisis económica global.

“En un contexto de crisis económica, nuestros Gobiernos tienen que interactuar de forma constructiva en la búsqueda de una nueva arquitectura financiera internacional”, señaló hoy Lula en la inauguración del Centro de Estudios Brasileños en la Academia China de Ciencias Sociales (CASS), que asesora al Gobierno chino.

Un centro que, señaló Lula, servirá de “puente” entre China y Brasil, dos economías que el presidente brasileño calificó de “dinámicas y complementarias”.

“Vamos a elaborar un plan de acción conjunta que lanzará nuevas bases para ampliar la cooperación entre 2010 y 2014”, anunció el presidente, de 63 años, que empezó su carrera como limpiabotas y tornero del metal.

China se convirtió este año en el principal socio comercial de Brasil en abril pasado, al alcanzar un intercambio comercial de 3.200 millones de dólares, superando por primera vez en la historia a EEUU, que ese mes contabilizó un intercambio de 2.800 millones con Brasil.

Según datos oficiales brasileños, el volumen de comercio bilateral entre Brasil y China alcanzó los 36.440 millones de dólares en 2008, lo que supuso un 55,9 por ciento de incremento con respecto al año anterior.

A pesar de este potente crecimiento, el brasileño aseguró que está “empeñado en ampliar y diversificar” ese intercambio y que se plantea “el desafío de explorar el inmenso potencial de inversiones” que las dos economías ofrecen.

Después de la inauguración del centro, Lula presidió, junto con el viceprimer ministro Zhang Dejiang, la “Jornada de Nuevas Oportunidades de Asociación Estratégica entre Brasil y China”, a la que asistieron los 220 empresarios brasileños que acompañan al presidente.

“Queremos incrementar nuestro comercio bilateral, que ha seguido creciendo incluso durante la crisis económica”, señaló Lula ante el nutrido grupo de empresarios de ambos países.

El intercambio comercial chino-brasileño se basa fundamentalmente en la venta de soja, petróleo y hierro del país latinoamericano a China, aunque también cooperan en tecnología de satélites y, con esta visita, Lula espera que se amplíe a sectores como el biocombustible y la carne.

Ante este aforo, Lula ofreció a China invertir en infraestructuras y en el sector petrolero a través de la estatal Petrobras, que ya coopera con las chinas Sinopec y China National Petroleum Corp (CNPC).

A pesar de que fue en 2004 cuando Lula viajó por primera vez a China como presidente, los intercambios entre ambos Gobiernos son frecuentes.

Lula llegó ayer a Pekín procedente de Arabia Saudí en una visita de tres días, y está previsto que esta tarde se reúna con el primer ministro, Wen Jiabao, y el presidente Hu Jintao, con quien firmará una serie de acuerdos.
Fuente:EFE