Mercosur: Lula y Chávez tratan de acelerar la adhesión de Venezuela

27 mayo 2009

Los presidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y de Venezuela, Hugo Chávez, definieron un cronograma de liberación del comercio bilateral para acelerar la adhesión venezolana al Mercosur mientras llega la aprobación de los congresos de Brasil y Paraguay.

El “Cronograma del Programa de Liberación Comercial en el Ámbito de Adhesión de Venezuela al Mercosur” fue suscrito por ambos mandatarios tras la reunión que tuvieron en la ciudad brasileña de Salvador. Se trata de un calendario de desgravación arancelaria que Venezuela tiene que negociar aparte con cada uno de los miembros del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) antes de poder ser aceptado como socio pleno del bloque.

Según Lula, la falta de ese acuerdo era uno de los motivos que frenaba la aprobación en el Congreso brasileño del protocolo de adhesión de Venezuela al Mercosur, firmado en 2006 y que tampoco ha ratificado el legislativo paraguayo. Lula señaló que cada Congreso tiene sus tiempos y sus procesos, y que la entrada de Caracas al Mercosur ya fue aprobada por la Cámara de Diputados de Brasil y pasó por tres audiencias en el Senado.

“Uno de los mayores cuestionamientos era que Venezuela no había acordado un cronograma de desgravación comercial. Para nuestra sorpresa, cuando llegamos aquí, ese acuerdo no estaba entre los que iban a ser firmados. Pero finalmente (los negociadores) nos trajeron la propuesta y pudimos firmar el acuerdo”, aseguró Lula.

Según el mandatario brasileño, los propios empresarios de su país han acudido al Congreso para explicar los beneficios de la integración venezolana al bloque. Lula recordó que Venezuela intenta entrar en el Mercosur desde que Chávez asumió su primer mandato, hace diez años.

“Tendremos que celebrar con júbilo el día en que Venezuela finalmente ingrese al Mercosur como miembro pleno”, dijo por su parte Chávez. El presidente venezolano prometió que ese día utilizará una camisa especial que recibió como regalo de Jacques Wagner, gobernador del estado de Bahía, del que Salvador es capital.

Chávez destacó que el documento aprobado reconoce las asimetrías entre la economía brasileña y venezolana, es decir que no prevé una rápida apertura de Venezuela en sectores que considera estratégicos. “Es una muestra del respeto de Brasil por el desarrollo de Venezuela. Un ejemplo que hay que resaltar ante el mundo”, afirmó Chávez sobre el documento aprobado. “Brasil no ve a Venezuela como un mercado para ser inundado por productos de todo tipo”, agregó.

La reunión de Lula y Chávez coincidió con la divulgación de una carta enviada al Senado brasileño por el alcalde mayor de Caracas, Antonio Ledezma, en la que dice que “sería muy grave admitir a Venezuela en el Mercosur”, pues el país vive una “escalada totalitaria”.

Fuente: INFOLATAM

Anuncios